Rss Feed
  1. El vagabundo Paco Jarquín

    jueves, 23 de septiembre de 2010

    Francisco Jarquín es un nómada a como lo relatan varios personajes en el largometraje, “El Último Comandante”. Es un hombre a quién no le importaba nada ni nadie más que su sueño de tener un salón de baile, ni su esposa que dejo en Nicaragua haciéndole creer que murió, ni su pareja actual a quien nunca le ayudo aunque lo necesitaba o su hija perdida que no quiso conocer, y mucho menos la revolución sandinista.

    El personaje central de esta co-producción Tica-Brasileña es nada más y nada menos que un mítico Ex-Comandante de la Revolución Sandinista, quien cambió sus ideales y compromiso político para dedicarse a su verdadera pasión: la enseñanza del cha cha cha. Pero para mi que se aburrió, de la guerra, el poder, las mujeres y sobre todo de tener la cara tan larga y seria como las de los otros comandantes, el mismo personaje lo confirma al confesar que buscaba ser invisible y vivir tranquilamente, y definitivamente lo logró en una barriada nica de San José.

    La película inicia misteriosa, con una búsqueda y tres mujeres, sin mayores adjetivos positivos o negativos para la revolución, de hecho el único dedo en la yaga, para los que se muerden la lengua por hablar del Sandinismo es una palabrita ahora ya olvidada, la piñata. Continua, y descubrimos a un hombre viejo, fracasado y pobre que trata de pasarse de vivo para conseguir dinero fácil, y termina con este mismo hombre algo arrepentido y ahora solitario.

    La actuación de Damián Alcazar (Paco Jarquín) y Alfredo Catania (Morita) un militante que aún espera que le asignen su misión, fue lo que sobresalió en la película. La única duda que realmente me quedó fue en qué época está ambientada “El Último Comandante”, parecía ser en los noventa, algunos años luego del triunfo de Violeta Barrios de Chamorro, sin embargo, al inicio se establece que es durante 2010, supongo que tendré que hablar con el departamento de vestuario porque tres de las protagonistas parecen haber salido de una máquina del tiempo de 1994.

    Este filme, talvez algo atrevido para los puristas históricos, a quienes les parece inconcebible que un Comandante de la Revolución Sandinista haya abandonado el barco en plenos ochenta, considero hay que apreciarlo por su guión bastante logrado, la mezcla de drama y humor y el tratamiento de la relación Costa Rica-Nicaragua, un tema que se toca muy poco si no es para hablar de migración.

    |


  2. Managua en mis manos

    lunes, 20 de septiembre de 2010


    Managua la caótica Managua, siempre será de esas ciudades que amas odiar, porque hace calor, los semafóros no funcionan y sobre todo por los pitos de los vehículos que son el principal medio de comunicación entre los conductores y peatones, más allá de las señales de tránsito y la policía. Pero desde google earth la ciudad se vuelve increiblemente ordenada y fluida.

    Si yo pudiera como le hago con el ratón deslizarme por las calles y avenidas, con los carros detenidos y las nubes estáticas, creo que me mordería la lengua de todas las veces que me he quejado de Managua. Pero todo es una ilusión pixeleada y sabrosa bajo el airecito de mi abanico de techo y la tarde nublada de invierno :(
    |


  3. Panamá

    martes, 7 de septiembre de 2010



    Fui una vez a Panamá y ni siquiera a la capital, llegué hasta Bocas del Toro en el caribe panameño, a sólo 32km de la frontera con Costa Rica, todo esto luego de 2 días de viaje en bus, taxi y lancha. Valió la pena, una semana santa con mi prima y una de mis mejores amigas. Bebimos, nos bañamos, snorkeleamos, bacanaleamos.


    Ayer, asumo fue porque he estado planeando un pequeño viaje hacia Ciudad Panamá, soñe que vivia allí, me sentía feliz y veia el mar todos los días. Seguramente nada que ver con mi sueño será mi experiencia a finales de octubre cuando llegue ésta capital, pero eso no me impide buscar trabajos en Panamá como pensando que luego de un sueño de tal envergadura, la Web, mágicamente me dara otra señal.


    Mis señales no son los hoyos en las calles de Managua, la estéril lectura de Bolsa de Noticias mientras voy al baño o bien leer el nombre, Fabio Gadea Mantilla junto a la frase candidato presidencial todos los días. Mis señales como mis sueños son más sobrias, se trata de depresiones profesionales a gran escala, aversión a revisar mi correo y por supuesto hambre compulsiva.

    |


  4. El chinamo en la seguridad de Fusión

    domingo, 5 de septiembre de 2010

    Leyton y los principes

    Como en Managua no hay estacionamientos, cuando llegas a un lugar podés hacer una relación directa entre la afluencia de personas con la cantidad de carros, y por supuesto que tan lejos te toco parquearte. Esta noche en comparación a otras en Fusion, nos toco lejos.


    El show de la noche:


    La Cuneta Son Machin, quienes tocan en todos lados, desde una cuneta en Ciudad Jardin hasta en Hipa Hipa tiene ya un tiempo en la jugada, los he oído al menos unas 4 ó 5 veces y en vivo lanzan una buena energía, todos o casi todos han tenido grupos bastante reconocidos.

    Gustavo Leyton, quien en su trayectoría tiene haber formado parte de Dimensión Costeña y ahora es mejor conocido como el Rey del Chinamo, “Aquí estoy y no me las doy”. Del Rey del chinamo debo confesar era la primera vez que lo escuchaba en vivo, solamente había tenido el gusto de youtubearlo y verlo en las pantallas de algun centro comercial capitalino. Entonces es más que evidente que fui por Leyton y no la Cuneta, aunque la menee con ambos.


    De todas las caras, risas y edades me encontre por allí, desde chiguines que tenía que haber sido la primera vez que escuchaban “La del moño colorado”, señores quienes probablemente eran familiar de alguien del grupo o bien amigos de los papas, pero de esos amigos alegres que se se suben en las sillas y las fiesta no es igual sin ellos, los cheles (no tengo más que agregar sobre esto), y claro los y las medio politicamente correctos y feministas que fruncen el ceño mientras sonrien y entra Leyton.


    Siempre me ha gustado la canción del foco,

    Cuál foco? Cuál foco? si esta noche no traje el foco.


    Con esta comenzó su majestad, quien ya se encargo de darles el titulo real de Principes del Chimano a los cuneteados y de declarar su amor y admiración personal a Carlos Mejía Godoy de quien interpreta canciones como “La guitarra y la mujer”, y quien ya ha compartido escenario con La Cuneta.


    Siguio la noche y de tanto chinamo, chinamo seguro, chinamo a 25 pesos, chinamo frost, intente calentarme con guarito blanco, pelón, mejor para el estomago hom. Lamentablemetne Fusión no se logro chinamear, ni para tener limoncito, o servir una media o helar la respectiva platita. Fallon, porque no hay momento más autentico, folklórico y popular, y seamos serios si no no se llamarían CUNETA, que las insaciables ganas de tomar roncito tipo fiesta patronal.


    Y bueno llego el final, se vacio la fila del baño (mi momento más esperado de la noche), le llego el turno al plan after alterno por el cual eternamente me arrepentí el sábado en la mañana.


    |


  5. La muerte huele a mierda

    viernes, 3 de septiembre de 2010


    La primera vez que la olí, no sentí mucho

    sólo vi dos pedazos de algodón en sus fosas nasales,

    largas y arrugadas.


    La segunda vez,

    me desmaye.

    Putrefacción,

    metástasis,

    vomito y morfina.


    Esta vez es mierda común y corriente

    estancada en los intestinos

    esperando impaciente salir.



    |


  6. Para Julio


    Su espalda flaca y blanca,

    encorvada hacia el piso...

    “ella me cobija”, balbucea velozmente sin levantar la cara.


    (yo frente al reflejo

    manchado por el polvo

    y el olor a JEANNATE.)


    Ella explica todo sin sentido

    que sale de su boca:


    Nosotros te preguntamos,

    “Y tu abuelita Chang, ¿Te cuida?”


    Vos nos dijiste:

    “ella me cobija”.

    |


  7. Mi abuelo ve las tumbas del cementerio occidental
    Lleva flores a su papá el primero de noviembre, porque el dos se pone muy lleno,

    Se acuerda de la historia de Nicaragua, y sus ex-presidentes...
    recuerda la tumba de René Schick, aunque no tenga placa.

    Y antes de noviembre manda a un trabajador a ponerle una.

    Luego el dos, se agradece a si mismo el favor y me deja algo para la placa familiar.
    |


  8. Vintage

    jueves, 2 de septiembre de 2010



    A veces cuando me amarro los zapatos me tengo que hacer doble nudo.
    Hay días que al levantarme, también me debo hacer doble nudo para poder vivirlos.
    Esos días de mentira, son sólo migajas de lo que al final digerimos como vida.
    Días que recordamos en blanco y negro, como personas sin rostro, en eternos paneos
    d e d e-r e-c h a a i z-q u i e r-d a,
    d e i z-q u i e r-d a a d e-r e-c h a
    Al final nos desprendemos de todo, terminamos desnudos.
    Sin piel, sin huesos, sin carne... sin nada
    (o con nada).
    |