Rss Feed
  1. …y de nuevo me quieren dar vuelta

    miércoles, 25 de mayo de 2011



    Un reporte de la ineficiencia, incapacidad y cultura de dar vuelta en las instituciones públicas de Nicaragua


    Natalia Hernández S.


    El distrito 1 de Managua fue creado a finales de Junio del 2009, y abarca buena parte del “nuevo” centro de la ciudad, esto fue parte de un reordenamiento administrativo de la capital, que estoy segura fue hecho por varias razones validas y necesarias.

    Hay dos unidades de la Policía Nacional que cubren dicho distrito, una se encuentra en Las Sierritas de Santo Domingo y la otra en el antiguo Distrito 4, ubicado en el gancho de caminos, una de las entradas al mercado oriental de Managua.

    El 28 de abril del 2011, 100 metros al sur de la rotonda El Güegüense en Plaza España, tuve un accidente, que solamente causó daños. Yo venía de sur a norte en dirección a la rotonda El Güegüense, cuando una camioneta saliendo del estacionamiento de Procredit de Plaza España, no me vio, invadió carril y chocó con mi carro.

    Luego, lo usual, bajarse del carro, llamar a la policía, el seguro, etc. La policía nacional ese día llegó extremadamente rápido en cuestión de 15 minutos, hicieron croquis, ambas partes escribimos nuestra versión del accidente, el señor que me chocó admitió su culpa, y nos dieron cita para el 03 de mayo en el Distrito 1 de la PN de Managua.

    No es la mejor mañana que he tenido,pense, pero no queda más que seguir los procedimientos, porque mi carro necesita reparación y el seguro del otro vehículo debe pagar. Llegué el 03 de mayo, pedí número, esperé y me dijeron que no estaba listo, que volviera el 05 de mayo. Ese día llegué, pedí numero, esperé y sucede que tampoco estaba listo, y así sucesivamente me hicieron asistir 4 veces, perder todas esas mañanas en una habitación donde alcanzan unas 15 personas y pretenden que esperen alrededor de 70. Aunque hay 3 Policías, solamente atienden un caso o con suerte dos a la vez, cada persona que pasa tarda media hora, así que fácilmente llegas a las 12 del mediodía esperando, sin baño, en el sauna/sala de espera.

    Cuando finalmente me dieron el fallo, estaba alterado, la situación era la misma, solamente que al policía que redactó el fallo se le ocurrió que mi vehículo era el venía saliendo del parqueo de Procredit, y el otro vehículo venía de mi casa en dirección a la rotonda Güegüense. Yo procedí a alterarme y tomarle fotos al expediente, el cual me querían quitar y decía otra oficial que ¿por qué me lo habían prestado?, pregunté cuál era el procedimiento, me dijo que tenía seis días para meter un recurso de revisión, y ellos en cambio tenían quince días para responderme y otros quince días más de prorroga.

    Ese mismo día fui a dejar mi recurso de revisión a la Sub-comisionada Elvira Castillo, el cual también contenía las fotografía que había logrado tomar de mi expediente antes que me lo arrebataran, las cuales confirmaban que el fallo era a mi favor y no a como se leía en el fallo del investigador de accidentes.

    Luego esperé, guardé mis energías e intenté llamar a los teléfonos del distrito 1 sin respuesta (los invito a probar a ver si les responden). Al segundo día, cuando finalmente me levantaron el teléfono me dijeron “llame mañana para confirmar amor, ellos van para la calle y no han revisado nada”. Luego me decidí a ir unos cuatro días más tarde y volver a esperar, ahogarte del calor y hacinamiento, que no te quieran prestar el baño, etc. Esta vez primero me dijeron que la revisión tampoco estaba lista, y luego fue un oficial a informarse porque ya me conoce la cara de tantas veces que he llegado, y me dijo que sí efectivamente estaba listo pero faltaba la firma.

    Aún estoy a la espera, me toca ir el viernes 27, revisar si el fallo está correcto y en ese caso todavía pagar para que me lo den, me parecería bien pagar, las multas y mis impuestos, si al menos las instituciones funcionaran, o si los funcionarios y oficiales fueran eficientes y concientes del tiempo ajeno, pero así no, a como está ahora el D1, pues no.

    Ahora a lidiar con las aseguradoras, mecánicos, etc., que también te quieren dar vuelta. Siempre te quieren dar vuelta, el que da vuelta es vivo, es un héroe, el volteado es un pendejo. Yo no soy pendeja, simplemente quiero actuar honestamente y sin desconfianza, y esperar que así mismo actúen conmigo.
    |